martes, 5 de agosto de 2014

¿Estoy preparado para el noviazgo?



           Antes de andar buscando con quién ponerte de novio (a), es fundamental que te preguntes primero si tú estás listo para aportar a una relación, si solo quieres  a alguien que llene los vacíos que tienes hoy, si ya piensas en casarte o solo quieres andar “experimentando”, o conociendo diversas personas dejando pedazos de corazón por doquier.



           Y es muy simple, si no estás dispuesto (a) a  ver la posibilidad de que esa persona puede ser tu esposa (o), pues ni para qué seguir alimentando sentimientos, dar un paso adelante, ni decir que “sí” en el caso de las chicas.

Es mejor no comer carne ni beber vino ni hacer ninguna
otra cosa que pudiera causar tropiezo a otro creyente.
 Tal vez crees que no hay nada malo en lo que haces,
pero mantenlo entre tú y Dios.
Benditos son los que no se sienten culpables por
hacer algo que han decidido que es correcto;
Rom. 14.20, 21. (NTV)


          Medita en los siguientes puntos:
 ü ¿Cómo está tu comunión con Dios? ¿Eres salvo como por fuego o eres un creyente comprometido? Si no tienes una relación buena con tu Creador, ¿cómo piensas tener una más?
La oración, meditación diaria en Su Palabra, memorización, discipulado, crecimiento espiritual constante y ser hacedores de lo que Dios nos pide, es básico para esperar una bendición en todas las áreas de mi vida, incluyendo la amorosa.

 ü ¿Te  preocupas por avanzar las áreas débiles en tu vida espiritual?
Si la respuesta es no, primero debes ocuparte en madurar antes de pensar en involucrarte con otra persona.

 ü ¿Tengo una persona espiritual a quien rendirle cuentas (consejero)?
Es fundamental para poder alcanzar el aspecto anterior.

 ü ¿Cómo es mi capacidad de comunicación con la familia y con los demás?

 ü ¿Cómo resuelvo mis problemas en las relaciones interpersonales? ¿De forma violenta, te quedas callado, gritas, haces dramas, lloras, eres rencoroso, no haces nada, avientas cosas, golpeas personas?

 ü ¿Cómo soy en la  casa de mis padres?
 Si eres varón:
o   Te ocupas de tu higiene personal o todavía te mandan a bañarte.
o   Te haces cargo del cuidado de tu ropa.
o   Cómo dejas el baño luego de tomar un "regaderazo."
o   Recoges la recámara.
o   Pintas.
o   Cortas el pasto.
o   Reparas objetos.
o   Colaboras en tareas pesadas para ayudar a tu mamá.
o   Cómo va la responsabilidad en los estudios.
o   Cómo son las calificaciones escolares.
o   Haces deporte para ser buen mayordomo de tu cuerpo.
o   Eres ordenado para comer o eres glotón.
o   Eres responsable en tomar tus medicamentos cuando son necesarios.
o   Administras sabiamente tu tiempo.
o   Invierto tiempo  con mis amigos y con mi familia.
o   Me congrego regularmente.
o   Tengo ministerio en la iglesia y soy responsable en él.
o   Administro prudentemente mi mesada.
o   Si es el caso, tengo buen testimonio en mi trabajo.
             
Chicas:
 Ø Eres organizada en tu hogar.
 Ø Colaborar en los quehaceres domésticos sin necesidad de que deban recordártelo.
 Ø Sabes cocinar.
 Ø Eres limpia en tu  higiene personal.
 Ø Hacerse cargo del cuidado de su ropa.
 Ø Cómo dejo el baño luego de tomar un regaderazo.
 Ø Cómo va la responsabilidad en los estudios.
 Ø Cómo son las calificaciones escolares.
 Ø Hago deporte para ser buena mayordoma de mi cuerpo.
 Ø Soy ordenada para comer o tengo sobrepeso.
 Ø Soy responsable en tomar mis medicamentos cuando son necesarios.
 Ø Administro sabiamente mi tiempo.
 Ø Me congrego regularmente.
 Ø Tengo ministerio en la iglesia y soy responsable en él.
 Ø Administro prudentemente mi mesada.
 Ø Si es el caso, tengo buen testimonio en mi trabajo.
 Ø Invierto tiempo  con mis amigos y con mi familia.

¿Qué tal eh? ¿Verdad que comúnmente no nos preguntan eso cuando andamos de amigos de cupido?

Así que dejen de decir mentiras. Digamos siempre la verdad a todos 
porque nosotros somos miembros de un mismo cuerpo.
Ef. 4.25.  (NTV)

Mi querido  (a) lector, son cosas de la vida real que pueden traerte problemas matrimoniales fuertes aunque no lo creas. Si no eres capaz de hacerte cargo de tu propia vida ¿cómo quieres andar de novio?

presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; 
en la enseñanza mostrando integridad, seriedad,
Tito 2.7.

Hay que ser sin doblez, si de verdad quieres ser de bendición cuando te cases, analiza bien si estás listo. Si lo estás ¡te felicito! ¡Puedes ya orar por la (el) compañera (o) de tu vida!

Si no, todo tiene su tiempo, trabaja en lo que hace falta y Dios bendecirá tu obediencia y espera, para ser de edificación en una nueva familia que le honre.

Aférrate a tu fe en Cristo y mantén limpia tu conciencia. Pues algunas personas desobedecieron a propósito lo que les dictaba su conciencia y, como resultado, su fe naufragó. 
1 Tim. 1.19 (NTV)



Te dejo esta porción, de mis favoritas en el tiempo que tuve que esperar la voluntad de Dios.

Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras;
tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;
tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;
Sin embargo, Dios lo hizo todo hermoso para el momento apropiado. Él sembró la eternidad en el corazón humano, pero aun así el ser humano no puede comprender todo el alcance de lo que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin.  
Ec. 3.1, 5, 6, (11 NTV.)

Mi querido (a): Deja que Dios te sorprenda con Su plan. ;)

Abrazos para ti, nos leemos la próxima semana.

      Artículo anterior Amor verdadero




2 comentarios:

  1. buenísimo! :) agregare cosas para enseñar a mi hijo ahora que es pequeño

    ResponderBorrar

¡Anímate a comentar! Tu opinión es importante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...