martes, 29 de julio de 2014

Amor Verdadero

La mujer virtuosa es corona de su marido; Prov. 12.4.

¡Qué difícil es hallar
una esposa extraordinaria!
¡Hallarla es como encontrarse
una joya muy valiosa!
 Quien se casa con ella
puede darle toda su confianza;
dinero nunca le faltará.  Prov. 31.10, 11. (TLA)

Ella le es fuente de bien, no de mal,
todos los días de su vida. Prov. 31.12. (NVI)

 Vimos la semana anterior que el enamoramiento era una etapa fantasiosa en la que se ven solo las virtudes de una persona.
A causa de los conceptos con los que somos bombardeados constantemente por los diferentes medios de comunicación e información, es que no sabemos qué es el verdadero amor. Éste suele confundirse justo con el enamoramiento, el deseo sexual, el placer, la fascinación por la otra persona, una etapa de feliz  romance e ilusión.
Para empezar el amor verdadero es todo un proceso de conocimiento del otro (a), lo cual no se logra en el enamoramiento, pues simplemente es el principio en el que estás “flechado” con alguien.
Con lo que deducimos que requiere tiempo, pues solo así surgen los defectos y tienes un panorama real de cómo es quien te gusta, pues todos los humanos tenemos imperfecciones y virtudes.

Hay que aquilatar si podrás tolerar los puntos débiles, si son simples manías, costumbre o formas,  si afectan tu dignidad, tu integridad física o moral, etc.
El verdadero amor:
o   Requiere atención. Tiempo para conocerse y madurar esa relación.
o   Tiene discernimiento. Piensa bien, analiza, haz una lista de “pros” y “contras” de la persona. Es una decisión consciente.
o   No espera a que cambies, acepta tus debilidades.
o   Es genuino, no actúa delante del otro (a). Se siente libre junto a él (ella).
o   Encuentra apoyo y comprensión en cualquier momento.
o   No es controlador, acepta tu individualidad y decisiones.

“Si amas una flor, no la recojas.
Porque si lo haces, esta morirá
Y dejará de ser lo que amas.
Entonces si amas una flor, déjala ser.
El amor no se trata de posesión.
El amor se trata de apreciación.”

o   Tiene interacción emocional, saber cómo reaccionas cansado (a), con rabia, bajo estrés, cuando estás contento (a).
o   Tiene vida espiritual que edifique y sea de bendición mutua.
o   Respeta.
o   Es paciente.
o   Tiene empatía. Es la identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.
o   Es perseverante. Es mantenerse constante, dura por largo tiempo, no es fugaz.
o   Te inspira a ser mejor.
o   Es resistente a pesar de las tormentas de la vida.
o   Te valora.
o   Te admira.
o   Conoce tus planes personales y los apoya.


o   Tiene límites. Cada quien es capaz de vivir feliz su vida independientemente de la otra persona. Sabes que no puedes consumir todo su tiempo.
Por ejemplo, pasar 20 horas en la vida del otro, esto es co-dependencia, no amor.
o   Entiende la importancia de estar en familia. No se molesta si disfrutas estar en una reunión o visita con los tuyos.
o   Es confiado, no celoso.
o   Te anima, no te critica sin piedad.
o   No condiciona. Fíjate si todo está bien mientras se dan ciertas condiciones, o de lo contrario, hay problemas.
o   Tiene valores: Integridad, solidaridad, respeto, bondad, cortesía, honradez, igualdad, verdad, laboriosidad, honestidad, responsabilidad, etc.
o   Se centra en la solución en vez del problema. Si no estás de acuerdo en algo, se preocupa más por terminar la discusión que por llevar la razón.
Hay que estar atento en las reacciones cuando hay diferencias de opinión o mal entendidos.
o   Comunicación efectiva, hay apertura para hablar de cualquier tema en forma civilizada.
o   Examina si te atrae alguien por lo que hace o por lo que tiene, como por ejemplo, una posición, personalidad, belleza física, habilidad o popularidad. Porque cuando algo de lo anterior desaparezca por alguna razón, puede ser que ya no será igual de atractivo o deseable.

Te dejo esta interesante historia para terminar:

            "Una persona platicó:

Mis padres vivieron 55 años casados.
Una mañana mi mamá bajaba las escaleras para prepararle a papá el desayuno cuando sufrió un infarto y cayó. Mi padre la alcanzó, la levantó como pudo y casi a rastras la subió a la camioneta. A toda velocidad, condujo hasta el hospital mientras su corazón se despedazaba en profunda agonía.
Cuando llegó, por desgracia,  ya había fallecido.

Durante el sepelio, mi padre no habló, su mirada estaba perdida. Casi no lloró.

Esa  noche sus hijos nos reunimos con él. En un ambiente de dolor y nostalgia recordamos hermosas anécdotas. Él pidió a mi  hermano teólogo que dijera algunas reflexiones sobre la muerte y la eternidad.
Mi hermano comenzó a hablar de la vida después de la muerte. Mi padre escuchaba con gran atención.
De pronto pidió: "Llévenme al cementerio".

"Papá", respondimos "¡Son las 11 de la noche! No podemos ir al cementerio ahora!"
Alzó la voz y con una mirada vidriosa dijo: "No discutan  conmigo por favor, no discutan con el hombre que acaba de perder a la que fue su  esposa por 55 años". Se produjo un momento de respetuoso silencio. No discutimos más.

Fuimos al cementerio, pedimos permiso al velador y, con una linterna llegamos a la lápida. Mi padre la acarició, oró y nos dijo a sus hijos que veíamos la escena conmovidos: "Fueron 55 buenos años... ¿Saben? Nadie puede hablar del amor verdadero si no tiene idea de lo que es compartir la vida con una mujer así".

Hizo una pausa y se limpió la cara.

"Ella y yo estuvimos juntos en todo. Alegrías y penas. Cuando nacieron ustedes, cuando me echaron de mi trabajo, cuando ustedes enfermaban", continuó.  "Siempre estuvimos juntos. Compartimos la alegría de ver a nuestros hijos terminar sus carreras, lloramos uno al lado del otro la partida de seres queridos, rezamos juntos en la sala de espera de muchos hospitales, nos apoyamos en el dolor, nos abrazamos y perdonamos nuestras faltas... hijos, ahora se ha ido y estoy contento, ¿saben por qué?, porque se fue antes que yo, no tuvo que vivir la agonía y el dolor de enterrarme, de quedarse sola después de mi partida. Seré yo quien pase por eso, y le doy gracias a Dios.
La amo tanto que no me hubiera gustado que sufriera..."

Cuando mi padre terminó de hablar, mis hermanos y yo teníamos el rostro empapado de lágrimas. Lo abrazamos y él nos consoló:

- "Todo está bien hijos, podemos irnos a casa; ha sido un buen día".
Esa noche entendí lo que es el verdadero amor.”

             ¿Viste que nada qué ver con lo que el mundo dice?
             Espero que reflexiones que no en vano la Palabra de Dios dice que no es fácil encontrar a la mujer virtuosa.
              Que Dios te de sabiduría y paciencia para observar, orar y elegir de acuerdo a Su plan perfecto para tu vida.

              ¡Nos leemos la siguiente semana!

              P.D. El artículo anterior está aquí Enamoramiento
              
              Recuerda visitar el Blog Soy Mujer de Valor, que sigue también esta serie.

domingo, 27 de julio de 2014

Ingredientes para cocinar pizzas (parte 3).

Para aprovechar lo que tienes en el refrigerador (heladera) y en la despensa, aquí van más ingredientes para cocinar deliciosas pizzas.

*Champiñones, aceitunas negras, queso de cabra y jamón serrano.
*Chiles serranos, pepperoni, alcaparras y aceitunas negras.
*Pepperoni, cebolla, alcaparras y aceitunas negras.


         Mmmmm….. ¡Delicioso….!

Más ideas para pizzas aquí.

Seguridad en el uso de las redes sociales digitales.


                 La Comisión Nacional de Derechos Humanos en México, distribuye este librito gratuitamente para que podamos tener seguridad en el uso de las redes sociales digitales.
               
                 Si no estás familiarizado con términos como Smartphone, tableta, pishing, texting o grooming :) , esta es tu oportunidad de ponerte al día y proteger a tu familia.

Da click aquí.

miércoles, 23 de julio de 2014

Ingredientes para cocinar pizzas (parte 2).


      Aquí te dejo más ideas para cocinar pizzas y satisfacer diferentes gustos.

*Pepperoni, pimiento morrón, cebolla, aceitunas negras y champiñones.
*Piña (ananá), aceitunas negras, champiñones y pimiento morrón.
*Tocino,  pimiento morrón, cebolla, jitomate y champiñones.
*Champiñones, aceitunas negras y  anchoas.
*Atún, aceitunas y chile chipotle.
      ¡A cocinar!

martes, 22 de julio de 2014

Enamoramiento.


¡Bienvenidos al primer artículo de la serie  Buscando mi otra costilla”!

 Te voy a decir algo poco común en una presentación y a lo mejor te suena “agresivo” ;) , pero quiero ser clara respecto de tus expectativas sobre lo que leerás.

Espero que tengas un corazón dispuesto a escuchar cosas que no te gustan, pero que son lo mejor para decidir de forma sabia y genuina sobre la pareja que Dios tiene para ti, si es que buscas honrarle en esta área. De verdad, tómalo en serio, pues es la segunda decisión más importante de tu vida, luego de la salvación en Cristo.

Te recuerdo que tenemos a tu disposición el inbox de Facebook y la sección de comentarios en la página de Blogger para cualquier duda o consulta que desees hacer. Estoy para acompañarte.

Una vez dicho lo anterior J , iniciemos con la definición de enamoramiento.

Es una etapa que inicia por un estímulo provocado en el cerebro por señales del exterior, se perciben de manera inconsciente y por el sentido que entra principalmente es el olfato, luego la vista, el tacto y el gusto, por orden de influencia y participación. En frías y pocas palabras científicas son neurotransmisores fluyendo por redes neuronales.

Los síntomas físicos son: Intenso deseo de intimidad y unión física con el otro, deseo de reciprocidad, temor al rechazo, pérdida de concentración que interfiere en su actividad diaria y fuerte actividad fisiológica ante la presencia del individuo, como sudoración, pulso acelerado, tartamudeo, aumento de la presión arterial, risa floja, taquicardia, alteración de la percepción del tiempo, dolor o ansiedad en el estómago.

Como podemos ver, dicho lo anterior, el cerebro no puede estar sobreexitado todo el tiempo, así que el enamoramiento va cediendo y dura de  ocho meses a cuatro años, según la persona.

Los psicólogos comentan que esta etapa se caracteriza por un estado de embelesamiento, de alegría, donde solo se asegura haber encontrado a una persona perfecta, con cualidades (cosa que es totalmente inexistente en cualquier ser humano), a quien se tiene deseo de entender, cuidar y compartir tiempo con ella. Agradar al otro (a) se convierte en la mayor ilusión.
Esta es la mejor imagen para representar el enamoramiento :D

La cuestión inicia cuando te empieza a gustar alguien, se suscitan comportamientos como estar muy sonriente con ella (él), tu tono de voz es especial para ella (él), las miradas son distintas, haces favores especiales, te sale lo simpático (a) que tenías muy escondido, no dejar que vuelva sola a casa (en los varones), darse regalitos y aceptarlos.


Específicamente en las féminas, inician estas acciones ya pensando en el otro, su vestir, peinado, perfume y maquillaje, para así cautivarlo.

Esto es “engancharse” física y emocionalmente, es lo que le pasa a todo el mundo. Pero si quieres agradar a Dios en esta área y no andar dejando pedazos de corazón por todas partes o tomar una decisión por la que te arrepentirás muy tarde ¿qué es lo que prudentemente debes tratar de hacer?

Cuando comiences a sentir que estás enamorándote de alguien, hay que parar y preguntarte: ¿Con esta persona voy a ser edificado para sacar lo mejor de mí para agradar a Dios y cumplir el propósito para el que Dios me creó? ¿Será la esposa (o) con la que deseo formar una familia y sea la (el) madre (padre) de mis hijos, para reflejar la luz de Cristo en mi hogar?

O… simplemente la (o) quieres para pasar el rato, pues todos (as) tus amigos (as) tienen novia (o), o dices “pues me gusta y voy a luchar por conseguirla (lo)” como si fuera un objeto. “Es lo que necesito para ser feliz, tiene que ser mía (o)”.

Si te vas por la primera opción, el segundo paso es ser acompañado por un (a) consejero (a) espiritual para que te ayude a observar y discernir si es la (el) indicado para tu vida y estén conversando y orando juntos (as) por ese motivo. Esta persona, deberá ser alguien que de preferencia esté en posibilidad de estar observando a los involucrados en algún momento.

Por supuesto que estoy en el entendido de que si ya piensas en tener novia (o), es porque eres una persona madura que tiene un discipulado, o que si ya concluiste, continúas con alguien para rendir cuentas.

El resto del proceso, lo iremos tratando a lo largo de la serie.

Para terminar, veamos el ejemplo bíblico de un personaje que no tomó correctas decisiones respecto de su pareja. Es Salomón. Vamos a 1 R 11.1-12 (NTV).

Ahora bien, el rey Salomón amó a muchas mujeres extranjeras. Además de la hija del faraón, se casó con mujeres de Moab, de Amón, de Edom, de Sidón y de los hititas.
2 El Señor había instruido claramente a los israelitas cuando les dijo: «No se casen con ellas, porque les desviarán el corazón hacia sus dioses». Sin embargo, Salomón se empecinó en amarlas.
3 En total, tuvo setecientas esposas de cuna real y trescientas concubinas.
En efecto, ellas apartaron su corazón del Señor.
4 Cuando Salomón ya era anciano, ellas le desviaron el corazón para que rindiera culto a otros dioses en lugar de ser totalmente fiel al Señor su Dios,
como lo había sido David su padre.
 5 Salomón rindió culto a Astoret, la diosa de los sidonios, y a Moloc,
el detestable dios de los amonitas.
6 De ese modo, Salomón hizo lo malo a los ojos del Señor; se negó a seguir al Señor en forma total y absoluta, como lo había hecho David, su padre.
7 Incluso construyó un santuario pagano para Quemos, el detestable dios de Moab, y otro para Moloc, el detestable dios de los amonitas,
en el monte de los Olivos al oriente de Jerusalén.
 8 Salomón construyó esos santuarios para que todas sus esposas extranjeras quemaran incienso e hicieran sacrificios a sus dioses.
9 El Señor estaba muy enojado con Salomón, porque su corazón se había apartado del Señor, Dios de Israel, quien se le había aparecido dos veces.
10 Le había advertido a Salomón específicamente que no rindiera culto a otros dioses, pero Salomón no hizo caso al mandato del Señor.
11 En consecuencia, el Señor le dijo: «Ya que no has cumplido mi pacto y has desobedecido mis decretos, ciertamente te arrancaré el trono
y se lo daré a uno de tus siervos;
12 pero por amor a tu padre David, no lo haré mientras vivas, sino que le quitaré el trono a tu hijo.

Triste la historia ¿verdad? Con toda la sabiduría que Dios le concedió (1 R 3. 10-14) la influencia que permitió Salomón de las mujeres en su vida, le hicieron perder privilegios.

Ten presente siempre que la obediencia, trae bendición, así que a honrar a Dios en cada cosa, preferible es ir despacio y de Su mano.

La siguiente entrega es “El amor verdadero”. Te espero el próximo martes.

P.d. Como hijo (a) de Dios, es correcto que seas educado (a) y cortés con las personas de todas las edades, no solo cuando estés enamorado (a). ;)

Te invito al blog de mi amiga Karla Martínez y cheques otro punto de vista del mismo tema: Soy Mujer de Valor/ Enamoramiento










viernes, 18 de julio de 2014

Holocausto.

       
     
        Sir Nicholas Winton, salvó a 669 niños judíos de la muerte en manos de la Alemania nazi.
        En este video le muestran la cantidad de niños que pudo librar y ahora están ahí junto a él, obvio que ya crecieron :)
        Muy emotivo.

Haz click aquí.

jueves, 17 de julio de 2014

miércoles, 16 de julio de 2014

Ingredientes para cocinar pizzas (parte 1).


        Tal vez no sean así las auténticas pizzas, pero en México, las cocinamos con varios ingredientes.

        Aquí te doy algunos para escoger para que sorprendas a los tuyos:

*Pepperoni.
*Chorizo guisado con cebolla.
*Jitomate, jamón, aceitunas negras y albahaca.
*Tocino, champiñón y pimiento morrón.
*Chorizo, jamón, chile jalapeño, jitomate y cebolla.
*Jamón, pepperoni, cebolla, aceitunas y champiñones.


          ¡Que las disfrutes!

Checa también este enlace para más opciones. Continuación.


martes, 15 de julio de 2014

Buscando mi otra costilla.



       ¿Eres de los que piensan que a tu media naranja ya se la bebió alguien en un jugo? Jajaja, me encantó esta frase.

     O en su caso ¿crees que ya tardó demasiado o está bastante escondida?

     La elección de pareja para casarse es importante y debe tomarse con seriedad, pues no admite errores al elegir.

      Numerosas veces, en consejería matrimonial, las esposas me cuentan alguna situación que les molesta tremendamente en su relación. Al cuestionarles sobre ¿cuándo inició esto?

      Responden: “Uuuhhhhh desde que éramos novios…. “

      ¿¿¿Entonces por qué te casaste con él????? Nadie te engañó, ¡ya lo sabías! Pero te quejas luego de 20 años de aguantarlo ¿verdad? Seguro pasó por tu mente que lo cambiaría tu amor ¿no?

      Pues para que esto no te pase, surgió esta serie que iniciaremos la próxima semana.   

      Ahí te van los temas:

 Ø ¿Qué es el enamoramiento?
 Ø El amor verdadero.
 Ø ¿Estoy preparado para el noviazgo?
 Ø Examinando al susodicho (a).
 Ø Preparándose para el noviazgo.
 Ø Patrones  para un noviazgo maduro.
 Ø Compromiso (poniéndose de acuerdo para el matrimonio).
 Ø  Noviazgo del mundo/ Noviazgo en Cristo.

      Como puedes observar, será algo amplio e intentaremos dar todas las caras del asunto.

      Suele suceder que se empeñan en buscar al “hombre o la mujer de Dios”, pero resulta que nadie les llena los parámetros. Cuando la correcta actitud debiera ser trabajar en su propia vida para ser el idóneo para otro. En otras palabras, ven la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio. Es egoísta, pero desgraciadamente común en los creyentes fariseos.

      Si vamos a la lógica de Dios, Él siempre bendice al que le agrada. ¿Tú crees que en la vida amorosa será diferente? ¡Por supuesto que no! Él te traerá al idóneo (a) ¡sin que lo (la) andes buscando!

      En verdad, luego de 12 años de consejería matrimonial como esposa de pastor, hay tantas cosas que pueden evitarse para un futuro cuando se va paso a paso, al trabajar personalmente antes de, al ponerse de novio, al establecer parámetros, temas por tratar desde un principio y al comprometerse, y así no andar con conflictos al punto del divorcio después… Aunque se amen, más vale cortar por lo sano antes de unir sus vidas.

      Si no es, pídele a Dios que te ayude a aceptar Su voluntad con alegría, pues tal vez la chica te gusta mucho, pero hay principios importantes en los que no hay acuerdo.

     Esta serie es para todos: si eres adolescente, joven, soltero, están casados, son padres, esposos, abuelos, consejeros, líderes espirituales…. Siempre hay alguien con quién hablar sobre el tema. Lee y comparte por las redes sociales.

     Karla y yo estamos muy emocionadas por lo que Dios puede hacer con esta serie.

     Así que, no te pierdas, a partir del siguiente martes, “Ni naranja, ni toronja... Buscando mi otra costilla”, en Mujeres de Valor y Con Visión de Hogar.

     ¡No faltes!

Por Su gracia:
Jéssica Jiménez.

viernes, 11 de julio de 2014

La vida después será mejor.


Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.
Ef. 4.15, 16.

           ¡¡Ayyyyy!! Pañuelo para este video J  
           Como muchas personas, yo soy de las que tristemente tiendo a vivir en el futuro y eso me hace ansiosa, perdiéndome el gozo del hoy y dejar el resto en manos de Dios.
           No perdamos el tiempo en cosas vanas, hay que disfrutar poniendo nuestras prioridades en orden, escribirlas en un papel y leerlas cada día para no ceder a las presiones externas.  
           Este cortometraje se titula "Las esperas".





jueves, 10 de julio de 2014

Cuando me amé de verdad.


Te comparto este texto que me recomendó hoy mi joven y sabia terapeuta Elvia, quien ha sido de gran bendición para mí en las últimas semanas.


Cuando me amé de verdad”.

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier
circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso.
Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene
nombre… Autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi
sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis
propias verdades. Hoy sé que eso es… Autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera
diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye
a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… Madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es
ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona,
solo para alcanzar aquello que deseo,
aún sabiendo que no es el momento o que la persona
(tal vez yo mismo) no está preparada.
Hoy sé que el nombre de eso es…Respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no
fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que
me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud.
Hoy sé que se llama… Amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener
tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los
mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto,
lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo.
Hoy sé, que eso es… Simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón
y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí... la Humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y
de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente,
que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama…Plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede
atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco
al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada.
Y esto es… ¡Saber vivir!
                                          
                                                        Charles Chaplin.

viernes, 4 de julio de 2014

¿Cómo vas a usar tu belleza?


Las reglas del buen vestir secularmente hablando, son congruentes con lo que Dios pide, ¿por qué tanta rebeldía si son consideradas de mal gusto?
Checa este interesante video.

Haz click aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...