miércoles, 30 de octubre de 2013



Importancia de la unidad.


“Jesús conocía sus pensamientos, así que dijo:
«Todo reino dividido por una guerra civil está 
condenado al fracaso.
Una familia dividida por peleas se desintegrará.”
Lc. 17. 28. (NVI)

Cuando era una joven soltera y no conocía del Señor, mi principal preocupación era cómo poder encontrar un hombre afín a mis valores para poder casarme y formar una familia.

Pensaba: “¿Cómo será? Si cada cabeza es un mundo y además nos enseñan que cada quien tiene sus opiniones y son respetables.”

Mis dilemas terminaron cuando conocí de Cristo, pues esa carga desapareció cuando me explicaron que Dios dejó la Biblia, ese manual de vida, que es  una guía con todos los temas que aquejan la vida del hombre. Ahí estaba lo que pensaba nuestro Creador, proporcionando un parámetro, principios, que darían una identidad y unidad a la familia que anhelaba.

Empecé a leer y fue genial encontrar los fundamentos de un matrimonio, una base para estar los dos de acuerdo, bien explicado y con detalles.

Jn. 17.23.- Yo estoy en ellos, y tú estás en mí. Que gocen de una unidad tan perfecta que el mundo sepa que tú me enviaste y que los amas tanto como me amas a mí. (NTV)
Amós 3.3.- ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?

Unidad es simplemente “ser uno.”

Reflexionando en este tema  y su trascendencia, considero que uno de los principales conflictos en cualquier lugar, llámese trabajo, comunidad vecinal, escuela, iglesia, ciudad o país, es la división, que mata ineludiblemente.

Convenir, según el Diccionario de la Real Academia Española,  significa: Ser de un mismo parecer, coincidir, ajustarse.
Alguien tiene que ceder algo, es imposible estar complaciendo a todos, hay que dejar de lado el egoísmo.

Ef 4.3.- Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. (NVI)

Ciertamente aquí el Señor reconoce que debe haber un esfuerzo, que es “empleo enérgico del vigor o actividad del ánimo para conseguir algo venciendo dificultades./ Vigor, brío, valor. /Empleo de elementos costosos en la consecución de algún fin.”

Cuesta, y mucho, que no hagan lo que yo quiero ¡La definición es muy clara! Pero no vivo sola, no trabajo sola, no estudio sola.

Fil. 1.27 a.- Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo,

Qué triste es ver iglesias disueltas porque cada oveja quería que se hiciera su voluntad.

1 Co. 1.10.- Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

¿Cómo se logra esto?
  ü  Teniendo la mente de Cristo. Pasando tempo conociendo la Palabra de Dios, las herramientas que ahí me explican para entender lo que Dios quiere de mí, sus bendiciones y consecuencias por mis acciones.

Ef 4.23.- En cambio, dejen que el Espíritu
les renueve los pensamientos y las actitudes. (NTV)

ü Pensar antes de actuar y no dar rienda suelta a nuestros impulsos naturales.
Meditar es “aplicar con profunda atención el pensamiento a la consideración de algo, o discurrir sobre los medios de conocerlo o conseguirlo.” (RAE)
Analiza lo que aprendiste en la Biblia y haz un plan de acción.

1 P 1.13.- Así que piensen con claridad y ejerciten el control propio. (NTV)

ü Orar por que Dios me ayude a tener amor por el prójimo.-  Que me guste estar con otros, que disfrute estar con ellos en armonía y complemento, sabiendo que Dios permitió que yo me encuentre con ciertas personas, aun difíciles, con un propósito.

Col. 2.2.- Quiero que ellos cobren ánimo y estén bien unidos
con fuertes lazos de amor. (NTV)
Fil. 1.9.- 9.- Esto es lo que pido en oración: que el amor de
ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, (NVI)

En numerosas ocasiones nos quejamos del ambiente en que nos desenvolvemos, pero hay que considerar si  somos del equipo de pacificadores o de los que se la pasan criticando o discutiendo con otros. ¿Tu familia se está desintegrando, tu empresa va a la quiebra, tu iglesia tiene “grupitos”, tu carrera profesional va fracasando, tu barrio o colonia es armonioso?

Mar. 9.50.- La sal es buena para condimentar, pero si pierde su sabor, ¿cómo la harán salada de nuevo? Entre ustedes deben tener las cualidades de la sal y vivir en paz unos con otros. (NTV)

 ¿De qué lado estás?

lunes, 21 de octubre de 2013

El futuro que no queremos.



Este video fue realizado hace varios años durante las recientes elecciones presidenciales en México. 
En aquél tiempo, fue retirado de difusión, pues resultó ser muy crudo, como son niños los que actúan, pero así mismo es el mundo en que vivimos y que les estamos dejando.
Causó mucha conmoción, está excelentemente bien producido y actuado. 
Seamos ejemplo para nuestros hijos y hablemos sobre valores con ellos para evitar que ellos caigan en lo mismo.
Te recomiendo este video para comentarlo en familia, según la edad de tus hijos.





lunes, 14 de octubre de 2013

martes, 10 de septiembre de 2013

Agua de melón con nuez


Esta receta sí es mía ;) y queda deliciosa!!!

Para una jarra de 3.5 litros:

1 Melón chino pelado, sin semillas y partido en trozos.
2 litros de agua.
1 chorrito de extracto de vainilla.
1 lata de leche evaporada (356 ml).
1 puñito de nueces picadas  (a mí me gusta comprar los que vienen en mitad, ya que si los compras ya picados, a veces traen trozos de cáscara).
Azúcar al gusto.

Procedimiento:
Licuar el melón y las nueces  en agua, vaciar en la jarra y añadir  todos los demás ingredientes.
Refrigerar.

P.D. Te dejo una foto del melón por si en tu país se llama distinto.


Caso de ciberbullying

Este caso sucedió en Canadá y tristemente terminó en suicidio.
Platiquemos con nuestros hijos sobre el tema y tener reglas y parámetros sobre el uso de tecnologías.


viernes, 30 de agosto de 2013

La bondad del "No"


Sal. 100.3 a.- Reconoced que Jehová es Dios;
El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos;

A principios de septiembre del 2012, mi pequeño fue intervenido quirúrgicamente por una malformación debido a su prematurez. Fue hasta este tiempo, pues debía esperarse a que fuera más grandecito.
Al revisarlo, los doctores dijeron que se veía muy fácil que tal vez necesitaría solo una cirugía, ya que para esto es común que haya varias para que quede corregido definitivamente, ya que es poco a poco.
Gracias a Dios la cirugía fue exitosa, a pesar de que el médico dijo que estaba más difícil de lo que se veía exteriormente, nos explicó que tuvo que hacer tres intentos diferentes para procurar que quedara lo mejor posible.
Nuestro hijo se portó muy valiente con sus 2 añitos con 4 meses, el personal hospitalario que iba a revisarlo no creía que había sido ya intervenido, pues él cantaba y jugaba con un globo durante los casi cuatro días que estuvo ahí.
Le encantó que el fin de semana fueran nuestros familiares y varios miembros de la iglesia a visitarlo.
Estuvo siete días con una sonda y no hubo quejas ni dolores de consideración, fue obediente a las indicaciones de cuidados por dos meses más. Dios fue fiel, fortaleció y animó mucho a mi pequeño.
En enero tuvimos nuevo encuentro con el  cirujano para revisar la operación y decidir si se necesitaría otra. La respuesta fue positiva y lo programó para el 30 de abril de este año. Santi entendió lo que venía y observamos que se puso nervioso, así que decidimos no mencionar el tema por esos meses hasta tres días antes de la fecha, situación que anunciamos a nuestras familias y amistades para que no nos preguntaran sobre el tema delante de él. Y así fue, por poco más de cuatro meses.
En mi corazón de madre había sufrimiento por lo que volvería a pasar… Cuando estuvo internado, había un niño que iba por su cuarta cirugía y esperaba una quinta, así que no tenía cara para quejarme, solo repetía en mi interior: “Dios diseñó así a Santiago, confío en que Él debe tener un propósito…”
Llegó la fecha, fuimos a la revisión pre-quirúrgica y nos encontramos con la noticia de que su médico tratante estaba incapacitado y será otro el que haría la cirugía. Lloré todas las horas que estuvimos esperando, preguntándome: “¿Qué pasa? Nos robaron el auto y no pudimos tener el dinero para poder operarlo, confié en traerlo a un hospital público a que lo operara alguien que no conocía, y ahora ¿será otro que no tiene idea cómo quedó de la anterior?”
Por fin entramos, un doctor joven que nos inspiró confianza, acepté en mi corazón.
Vista por el anestesiólogo el viernes  a las seis de la tarde, todo perfecto. Por la noche, Santi se la pasó llorando a cada rato. Amaneciendo el sábado: estornudos, mocos y tos.
Ese día, toda la mañana lloré de nuevo y me rebelé ante Dios: “Ahora sí no entiendo nada, quiero que todo esto pase ya, que todo se termine, ha sido larga la espera y zozobra de este asunto… Si nos programaron desde hace casi cuatro meses, ahora creo que será hasta agosto, ¿y si no puede entrar al kínder por esto? De por sí será su primera incursión a la escuela… ¿y que entre después, cuando todos los niños ya se conocen? Hay que volver a repetir los exámenes de sangre y otra vez sufrirá mi hijo”.
Esto y más maquinaba por mi cabeza, altercando con mi Hacedor directamente como hace años que no  sucedía…
Mi pobre marido estuvo ahí platicando mucho conmigo, muy paciente, diciéndome que gracias a Dios no era una cirugía urgente que pusiera en riesgo su vida.
El lunes fuimos a dar aviso al médico, bronquitis declarada, se portó muy amable, nos dijo que daría tiempo a que lo atendiera el alergólogo y nos pospuso para el once de junio, todavía iban a servir los análisis de sangre, eran vigentes por tres meses.
Y yo, en mi interior: “Está bien Dios, yo no soy nadie para interferir en Tus planes, no fue tan trágico como lo imaginé, será pronto… Si no entra al Jardín de Niños está bien, Tú sabrás por qué…”
A diferencia de la vez anterior, decidimos estar hablando con nuestro hijo sobre su operación durante esas semanas, le explicamos que era necesaria, ya que sospechamos que fue eminentemente nervioso, pues en cuestión de horas se enfermó y no había presentado absolutamente ningún síntoma.
Nuevamente estamos allí, a cuatro días de la nueva fecha (jueves por la tarde), en la sala de espera, lo checa el cirujano, el anestesiólogo, ningún inconveniente. Madre previsora, maletas hechas para el internamiento. Por la noche del domingo, en la cena, hizo ruido de que se limpió la garganta, seguido de una tos… Mi esposo y yo solo nos volteamos a ver. La tos continuó horas después, pero sin fiebre ni gripe… Por la mañana fue continua y declarada, a pesar de que le dimos medicina alternativa para lo nervioso con antelación, mucha gente orando por su salud para que pudiera darse todo bien, igual se presentó un obstáculo.
Nada qué hablar, ni qué pensar, hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance. Igual el Creador quería ese lugar para otro niño con padres angustiados…
Al ir el martes 11 mi marido al área de ingreso hospitalario y dar los datos de nuestro hijo, antes de decir cualquier cosa, le informaron que no estaba reservado el quirófano, que esperara al médico porque no había ningún espacio disponible.
Yo sonreí y descansó mi corazón… ¿Qué más claro que eso? ¡Dios no quería que fuera operado todavía! El doctor llegó, cuando mi esposo le explica lo sucedido, se apenó mucho y lo llevó a checar papeles a pesar de que le dijo que Santi enfermó de nuevo, y finalmente ¡no supo en dónde estuvo el error de no haber apartado el quirófano!
Algunas personas que oraban por nosotros me dijeron entonces: Estamos pidiendo a Dios para que a Santi no lo operen. Y yo les contestaba: No, la cirugía es inminente, oren para que no necesite una tercera.
En el ínter, nos enteramos de una terapia psicológica donde por medio de juegos y juguetes, podían tratar con el miedo a los doctores y hospitales en niños pequeños. Quedaba solo una quincena, estábamos contra-reloj, nos hicieron espacio en una apretada agenda por dos sesiones semanales. Santi reaccionó muy bien a este tratamiento con una excelente profesionista.
Nueva cita pre-quirúrgica: 25 de julio. Algo me dijo que me asomara al consultorio, estaba la puerta abierta… Un  médico nuevo!!! Pregunté a la enfermera y lo confirmó, era el nuevo titular. Me di cuenta de que estaba en paz con Dios porque no sentí que se me “moviera” el hígado ni me dolió el estómago. Solo me dirigí a una silla y expresé mentalmente: “Señor: Tú sabes…” Y me puse a leer un libro.
Cuando entramos, nos dijo el doctor: “Permítanme, debo hacer una llamada”… Escuchamos que acababan de operar a su hija y le dijo a su médico que evolucionaba muy bien “gracias a Dios” (yo pensé: Wow, al menos cree en Dios, espero que trate bien a mi hijo, pues está sufriendo algo similar y sabe lo que se siente…)
Y… ¿qué creen? Revisa su agenda y asegura que a pesar de estar anotado, no alcanzaría a operarlo, que tendrá posponerlo dos días más: “¿qué opinan?” nos pregunta… Solo nos miramos con expresión de “¿otra vez?” y dijimos: “como usted disponga”.
El joven galeno nos comentó: “Mejor déjenme revisarlo y así calculo cuánto me tardaré y vemos el espacio”.
Al examinarlo minuciosamente, nos manifiesta que “eso es muy pequeño, puede cicatrizar solo, es mejor esperar, en dado caso si queda algo, intentar que solo podamos hacer una cauterización sin tener que abrir de nuevo”
En ese momento se me saltaron las lágrimas, y yo que les decía a las personas que no era posible que no lo operaran, que era inminente, el Señor hizo que nos pospusieran la fecha dos veces y estuviera este cirujano y trabajar en nuestros corazones como familia. Él tenía un plan, debíamos confiar en él. Aprendí certeramente que cuando Dios dice “no”, no es malo, es porque tiene algo diferente, algo que necesitamos, algo mejor.

Ec. 3.1, 4, 14.- Hay una temporada para todo,
un tiempo para cada actividad bajo el cielo.
Un tiempo para llorar y un tiempo para reír.
Un tiempo para entristecerse y un tiempo para bailar.
También sé que todo lo que Dios hace es definitivo. No se le puede agregar ni quitar nada. El propósito de Dios es que el ser humano le tema.(NTV)

Jer. 29.11.- Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—.
Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.

Ya no somos los mismos, hemos crecido.
 Todavía no sé el final de la historia, la nueva fecha es el 25 de noviembre. ¿Cicatrizará? No lo sé… Lo único que sé es que mi Dios ha sido fiel, y lo demostró en cada detalle de esta historia, tal vez larga, pero mi objetivo es que veas conmigo Su mano ahí en cada cosa que sucedió. Te agradeceré que nos acompañes en oración. Continuará… J





martes, 27 de agosto de 2013

SALPICÓN DE CARNE


(2 porciones)

1/2 Kilo de falda de res cocida y deshebrada.
4 Jitomates saladet picados.
3 Papas grandes cocidas y picadas.
1/2 Cebolla en juliana.
2 Chiles poblanos.
2 Tazas de lechuga cortada en tiritas.
Jugo sazonador al gusto.

Poner a marinar la carne ya cocinada y deshebrada en jugo sazonador una media hora.
Asar los chiles poblanos, colocarlos en una bolsa de plástico cerrada unos 10 minutos, luego sacarlos, pelarlos, quitar semillas y cortar en tiritas.
Mezclar todos los ingredientes y añadir jugo sazonador al gusto.

Servir y acompañar con tostadas deshidratadas.

*OPCIONAL.- Frijoles fritos para poner a las tostadas y luego encima el salpicón.


Tiempo de cosechar


Ec 3. 1, 2b.- Hay una temporada para todo,
    un tiempo para cada actividad bajo el cielo.
Un tiempo para sembrar y un tiempo para cosechar. (NTV)


SÁBADO 17 DE AGOSTO DE 2013
         Unas tres semanas con insomnio y una que otra noche de llorar por nostalgia…
Estoy a unas horas de que mi pequeño ingrese a preescolar.
Sus primeros tres años ha estado bajo mi cuidado, pues el estar con nuestro hijo lo decidí como prioridad, por lo que desde mi embarazo dejé mi vida laboral para ser una profesional del hogar y la familia J
Realmente estoy nerviosa porque lo siento como una prueba para mí como mamá, sobre su formación, valores y convicciones, pues saldrá a relucir si fueron bien o mal asimilados o enseñados.
Pero al mismo tiempo, expectante sobre lo que vendrá, sé que será muy bueno para él convivir con más personas, adultas y de su edad. Santi dice que en el kinder será muy felíz con sus nuevos amigos.
Es necesario el ahora llamado desapego,  aunque no es obligatorio el primer año por el gobierno,  mi instinto materno dice que es tiempo.
            Temo que será dolorosa la “intromisión” de un nuevo ser entre nosotros, como será su maestra L
            ¿Cómo será de influencia para sus compañeros, qué efectos producirán ellos en él?
            ¡Qué difícil no querer tomar el lugar del Espíritu Santo en la vida de mi hijo! Pero iniciará sus decisiones buenas o malas en un lugar externo al hogar. Y yo, orar para no ser de tropiezo y que Dios me dé sabiduría para saber cómo actuar y qué decir.
            Agradezco a Dios por este tiempo de estar 24 horas con mi pequeño, ahora estará fuera de casa seis horas, “solo”, sin papá y mamá. Hay que aprender a disfrutar los nuevos comienzos. Es tiempo de confiar en que Dios está con él y en control de todo, entender que yo no soy Él y aunque mi presencia no está, la Suya es mejor.

Jer. 23.23.- »¿Acaso soy Dios sólo de cerca? ¡No! ¡También a la distancia soy Dios!

Sal 100.5.- Pues el Señor es bueno.
Su amor inagotable permanece para siempre,
y su fidelidad continúa de generación en generación.








martes, 13 de agosto de 2013

Agua de naranja con romero



Mi primer contacto con el romero fue en té por prescripción médica.
Por su sabor agradable y sé que se usa como hierba aromática para cocinar, he estado investigando  algunas recetas que lo incluyen, como esta rica agua de naranja con romero, a mi familia le encantó, además de que es muy fresca.
¡Que la disfruten!

Ingredientes:
2 tazas de agua.
3 ramitas de romero lavadas.
1 raja de canela chica.
3 tazas de jugo de naranja.
3 cucharadas de azúcar mascabado.
Hielos.

Procedimiento:
En un recipiente pequeño calentar el equivalente a una taza con agua; cuando rompa el hervor, apagar, añadir canela y romero y dejar infusionar 5 minutos.
Colar, pasar el té a tu jarra  y agregar el resto de los ingredientes.

jueves, 8 de agosto de 2013








martes, 6 de agosto de 2013

Ensalada tailandesa



Ingredientes:
1 mango petacón cortado en cuadritos.
3 aguacates (palta) cortado en cuadritos.
1/2 taza de cilantro picado fino.
Cebollín picado al gusto.
Jugo de limón al gusto.

Procedimiento:
Mezclar todo en tu bowl para ensaladas favorito.

miércoles, 10 de julio de 2013

Pasta con atún


Esta es una de las recetas favoritas de mi familia ;)

Para 2 raciones.

1 Queso crema de 80 grs.
2 Latas de atún en agua escurridas.
1 Cubo sazonador.
Chile chipotle en lata al gusto.
1/2 Taza de leche (puede ser evaporada si lo prefieres, le da más rico sabor :p ).
200 grs. de pasta tipo spaguetti o cualquiera otra grande de tu preferencia.

EQUIPO DE COCINA:
-Licuadora.
-Una olla.
-Sartén hondo y amplio.

Cocinar spaguetti como lo indique en el paquete y luego, colocarlo en la sartén.
Licuar solo una lata de atún, con el queso crema, chile chipotle, la leche y el cubo sazonador.
Una vez que se integre bien, vaciar lo anterior al sartén con la pasta.
Por último, añadir a lo anterior la lata de atún restante.
Calentar 3 minutos aproximadamente a fuego bajito para que se caliente e impregne la pasta con el líquido y rectificar sazón.
Cuando tenga la temperatura deseada, servir.

*Puede acompañarse de ensalada verde.


martes, 2 de julio de 2013

Lechada de tuna



3 Tunas.
1 Cucharada de germen de trigo.
6 Nueces.
1 Taza de agua.

PROCEDIMIENTO:
Pelar tunas.
Partir un poco para licuarlas con media taza de agua.
Colar.
Regresar a la licuadora con el resto del agua, germen de trigo y nuez.

Servir en tu vaso favorito.

sábado, 29 de junio de 2013

Pasos para tener un marido confiado


Un matrimonio exitoso no surge de la noche a la mañana. Como hemos estudiado las semanas anteriores, requiere esfuerzo y perseverancia.

Prov. 11.14.- Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo;
Mas en la multitud de consejeros hay seguridad.

Para la edificación de esta desafiante empresa, como esposas, somos clave para alentar y motivar a nuestro cónyuge, de modo que él  sienta nuestro deseo por la unidad en el proyecto familiar. Si te has fijado, la serie de “Secretos para tener un esposo contento” ha tratado de cambiar nuestras actitudes, no las de ellos.
Hoy te compartiré algunos pasos para tener un marido confiado.
1.- Conoce a tu esposo.
Esto es fundamental, saber qué le emociona, qué le deprime, qué le agrada, qué le preocupa, cómo está su autoestima, qué le hace enojar, cualidades y habilidades individualmente, como padre y esposo…
Cuando se alienta al esposo a ser el hombre que se proponía ser ¡todos ganan! La razón: Él está confiado y realizado y las necesidades de la esposa y los hijos serán satisfechas.
La intención de Dios es que tenga iniciativa, que sea un proveedor, protector, guía, modelo, amigo y amante.
2.- Animar a tu esposo a que procure relaciones que desarrollen su masculinidad.
Ellos necesitan otros varones para su crecimiento. Es un lenguaje masculino que las mujeres a veces no podemos expresar con la misma efectividad.
Es bueno que tu esposo se “abra” primero con un hombre para bajar todo lo que trae en su mente, y ya que lo platicó, entonces lo comunicará de forma más eficaz con la esposa.
Debemos orar para que el esposo tenga un corazón dispuesto para estas relaciones y quiera escuchar consejo, a la par de que encuentre alguien confiable, leal, espiritual y de buena influencia para él.
3.- Dar libertad de recreación con otros hombres.
No deben andar con nosotras o con la familia a todas partes en sus tiempos libres (en el entendido de que tienen programado su espacio para los hijos, esposa y convivencia familiar).
Ellos deben tener sus propios pasatiempos y amigos varones  jugando futbol, ajedrez, boliche, dominó, andar en bicicleta, etc.
¿Por qué es bueno? Los hombres son competitivos por naturaleza, quieren apuntarse una victoria, encontrar una solución o inventar algo. Es parte de la mentalidad conquistadora que, nos guste o no, viene con el hecho de ser hombre.
Según el nivel de testosterona de cada varón, es su nivel de competitividad.
Los expertos señalan que si él no desahoga esta actitud en el deporte, puede estar dispuesto a aplastar a las personas que se interpongan en su camino tanto física, como emocionalmente.
4.- Házlo sentir un ganador. Solo cuando esté relajado, tendrá energía para hablar y pasar tiempo contigo.
Aquí van algunas áreas, dile que:
ü  Es divertido.
ü  Fiel.
ü  Buen deportista.
ü  Leal.
ü  Responsable en su trabajo.
ü  Responsable en proveer a la familia.
ü  Responsable con sus hijos.
ü  Buen amante.
ü  Ayuda en la casa.
ü  Seguro de sí mismo.
ü  Fuerte físicamente para hacer trabajos de la casa que lo requieran.
ü  Si te escuchó o dedicó tiempo a platicar.
ü  Si te compartió sus emociones y planes.
Si quieres que sea más como el hombre del que te enamoraste en versión
“recargada” J debes alimentar su crecimiento con comentarios positivos.

Col. 3.12, 13.- Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados,
de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad,
de mansedumbre, de paciencia;
soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno
tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó,
así también hacedlo vosotros.

5.- Animar al esposo.-
Ø  Agradécele aun por las pequeñas o cotidianas cosas que haga, no porque sientas que hizo algo espectacular y se lo merezca. Por ejemplo: Por lavar el auto, sacar la basura, ayudarte a colgar la ropa, etc.
Ø  Toma nota de lo que le gusta para crear sorpresas especiales para él, como cuál es su helado favorito y cómpralo cuando sepas que tendrá días agobiados, dale masajes sin preguntarle, muéstrale afecto.
Ø  Pregúntale sus sueños sin criticarlo, solo escucha.
Ø  Hazle saber que estás feliz de ser su compañera de vida.

Fil. 2.3.- Nada hagáis por contienda o por vanagloria;
antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás
como superiores a él mismo;

Beneficios de un esposo confiado:
ü  Se sentirá mejor en su actitud hacia tí.
ü  Desarrollará un profundo aprecio por ti.
ü  Te verá como su aliada y amiga.
ü  Se abrirá más emocionalmente.
ü  Se esforzará más en aquello que lo elogiaste. Por ej. “Querido: me encanta que sabes escuchar”.
       ü Estará dispuesto a elogiarte y mirarte en forma favorable.
ü Habrá menos posibilidades de que necesite reafirmación del exterior o de ser tentado a tener un romance.
      Cuando te enfocas en lo negativo, se magnifica en tu mente y no puedes ver otra cosa. Pero al repasar las cualidades que viste al decidir casarte con él, serás menos crítica, más amorosa y agradecida.
     En conclusión, se trata de que le ayudes a dar su 100% y con excelencia para el Señor.

DESAFÍO:

     Gracias por acompañarme en este serie “Secretos para tener un esposo contento”.
     Espero haya sido de bendición, escríbeme para hacérmelo saber.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...