lunes, 22 de junio de 2015

Pasta con champiñón y tocino.


4 Porciones.
Ingredientes:

500 grs. De pasta tipo penne cocida, al dente y escurrida.
2 Tazas de champiñones rebanados.
200 grs. Tocino.
½ Cebolla  mediana picada.
2 Diente de ajo picado.
3 Cucharadas de albahaca deshidratada.
1 Taza de leche.
½ Tazas de crema.
Sal y pimienta.

Procedimiento:

Freír el tocino. Cuando esté listo, retirar de la cacerola. Agregar cebolla, ajo y champiñones en la grasita que quedó del tocino y acitronar hasta que los champiñones queden más suaves.

Añadir leche, crema y albahaca y salpimentar, cocinar a fuego suave mientras de integran los ingredientes, aproximadamente unos 3 minutos.

Luego, añadir tocino. Agregar esta mezcla encima de la pasta, integrar suavemente, dejar a fuego bajo por unos 3 minutos y apagar.



Reflexiones de mi papá y mi apá…


Por Everardo Martínez.
Tengo la bendición de tener un excelente papá. Lo recuerdo enseñarme a jugar.
Yo no fui tan buen padre, pero papá si lo fue conmigo. Me enseñó a jugar, a patear un balón, a ir a la unidad deportiva, a correr, a practicar el deporte y disfrutarlo.
Conservo imágenes de él tirado en el suelo jugando conmigo. Canicas, monos, trapos, zapatos, no había mucho dinero, pero se las ingeniaba inventando juegos con lo que había.
 Jugábamos boliche parando monos frente de la puerta de la calle y los tumbábamos con una pelota.
También aprendí a cuidar a mamá, si un día va usted a casa, verá la escena de ella esforzándose porque él coma caliente mientras ella sigue dando vueltas a la cocina. Y papá esforzado por no comer a fin de esperarla.
Cuando estaba pequeño estas escenas eran molestas, luego creces, te acostumbras y hasta son cómicas, pero ahora de adulto me deleita la belleza de ese cuidado de ambos por ambos. Gracias Dios por el papa que me diste.
Todos los casados tenemos otro Apá, aunque no todos tienen la fortuna de desarrollar esa relación. Yo si la tuve. El buen Mario.
Amo muchas cosas en su vida, amo a sus Chivas del Guadalajara, amo a su familia, amo profundamente a sus hijas, a las 5, y se dedicó y trabajó mucho por darles lo mejor.
Se esforzó por criarlas, educarlas, que estudiaran una carrera, que fueran mujeres buenas, lo logró. Perseveró sobre todo por enseñarles El Camino, no solamente un camino, o los caminos, o un “buen” camino. Sino El Camino. Se los transmitió de diferentes formas hasta que las vio allí …
Un día, llegó temprano el tiempo que queremos que llegue tarde. Su batería renal se fue acabando, asombrados lo vimos decolorarse hasta partir. Y en ese punto que parecía haberlo perdido todo, en Verdad lo tenía todo: Su Señor.

Festejemos lo que tenemos, agradezcamos lo que tuvimos.

sábado, 20 de junio de 2015

Señorita Pólvora.


Esta vez estaré rompiendo esquemas de lo que he escrito  y te estaré hablando de lo que me dejó pensando esta serie de televisión transmitida en varios países de Latinoamérica.

Por desgracia, es sabido por todos que el fenómeno del narcotráfico en México va en aumento y cada vez somos más personas que sabemos de alguien cercano ha sido afectado o han sido víctimas del crimen organizado, que, cabe mencionar, cada vez extiende más sus áreas de “negocio” (robo de autos, trata de personas, cobro de paso en algunos pueblos, secuestro, etc).

A mediados de marzo empezó esta serie de Señorita Pólvora, en el canal de TNT Latinoamérica, y vi los cortos y me atrapó desde el primer capítulo.

Es una historia magistralmente escrita, actores con una gran calidad histriónica en todo su reparto,  con muy buena producción y musicalización. Una muestra de que los medios masivos de comunicación pueden usarse para buenas causas.

Trata de una joven hija de un joyero involucrado con la mafia. La trama es que ella se propone vengar la muerte de su padre y limpiar su nombre, pues ignoraba lo que hacía. El gran problema es que su madre le ocultó que el hombre sí era parte de un cártel, que llevó como consecuencia que la chica no pudo manejar su plan de infiltrarse en el narco y ayudar a la policía y terminó asesinada también.

La mamá queda sin marido y sin hija por no decir la verdad y hacerse de la “vista gorda” por amor,  ante la situación.

Muy cruel final, pero muy real. Muchas historias parecidas que leemos o escuchamos en las noticias cada día.

Al quedar atónita cada capítulo y con el mini-documental  con que concluyó la trama, me sirvió para acordarme de una causa que yo promoví  en mis alumnos de Cultura de Legalidad y Derecho: Orar por la salvación de los delincuentes, en especial por capos de la droga y los cárteles, y las víctimas de delitos (cualquiera que sea).

No sé cuándo dejé de orar por ellos cada día cuando dejé de trabajar. Nos arrodillábamos todos en el salón para clamar a Dios por estas personas necesitadas de Su amor, salvación y perdón. Por consuelo para las familias incompletas que quedaban con un profundo dolor y confusión en sus corazones, que se vieron  y me imagino una gran sensación de miedo y zozobra.

Todos tenemos la capacidad de hacer las atrocidades delictivas que vemos, pero cada quien, por su contexto, valores, conocimiento,  decisiones y falta de contentamiento, entre otras numerosas circunstancias, podemos desviarnos del camino que Dios quiere para nosotros.

Pero sabemos que el Señor es un caballero y nos permite elegir otras opciones, con sus consecuencias. No es verdad que es imposible salir del narco. Dios es misericordioso y da maravillosas segundas oportunidades.

Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová,
Aun a sus enemigos hace estar en paz con él.
Prov. 16.7.

Reconócelo en todos tus caminos,
Y él enderezará tus veredas.
No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a Jehová, y apártate del mal;
 Porque será medicina a tu cuerpo,
Y refrigerio para tus huesos.
Prov. 3.6-8.

Así que te invito hoy a unirte por esta causa:

-         Orar por la salvación de los delincuentes y sus víctimas, por su salvación y restauración de sus vidas.

-         Por salvación y una protección especial para policías, militares y autoridades, para que como siervos de Dios sean usados como instrumentos limpios, les ayude a que su corazón les permita honestidad, integridad,  y sabiduría para decidir en justicia.

Sométase toda persona a las autoridades superiores;
porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay,
 por Dios han sido establecidas.
 De modo que quien se opone a la autoridad,
a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten,
acarrean condenación para sí mismos.
Porque los magistrados no están para infundir temor
al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella;
porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios,
vengador para castigar al que hace lo malo.
 Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente
por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia.
Rom. 13.1-5.

Te invito a que lo anotemos en nuestro cuaderno de oración y lo compartas con tu familia e iglesias.


Recibe un abrazo fraternal.


viernes, 19 de junio de 2015

Factores comunes en personas con atracción homosexual.



Por Everardo Martínez Macías.

Comencé a trabajar con las personas con atracción sexual, y al hacer la historia clínica, fui encontrando factores en común:

Ø  Todos sin excepción se identifican con el progenitor del sexo opuesto.

Me explico, las mujeres están identificadas con el padre.

Como ejemplo, citaré a una hija de pastor evangélico. Veía a su papá como el líder, como el brillante, como el elocuente, el inteligente.

Por su parte, los varones se identifican con la madre, a quien consideran como la eficiente en casa y también fuera de la misma. 

Ø Menosprecio o rechazo, hacia el progenitor del mismo sexo.

En el caso de las mujeres, estiman el rol femenino como totalmente despreciable o al menos poco atractivo. No lo creen inteligente, no les parecía brillante, ni era socialmente aplaudida.

También se encuentra el caso donde la personalidad de la mamá es demasiado fría, dura, la cual trata a la hija como una cosa, por lo que la hija no logra una identificación con ella.

En cuanto a los varones, les sucede igual con un papa que había sido alcohólico, desempleado, ausente o apático.

   Ø La Dinámica Familiar.

Sería largo de explicar aquí, pero tocaré algunos puntos básicos.

En los chicos encontré algunos escenarios que se repetían como:

v Ser el varón menor,

v Ser un varón que está entre hermanas.

v En otros casos, aunque tiene hermanos, no logra identificarse con el padre como sus hermanos percibiéndose así como extraño, diferente, o inferior. Es entonces cuando, el hijo es rescatado por la mamá generando comenzando también un proceso de afeminamiento.

Por su parte,  las damas funcionan exactamente al revés, puede ser:

*       La hija mayor, que tiene que funcionar muchas veces como padre, como líder, desarrollando así cualidades más masculinas socialmente.

*       La madre está sola y le asigna a la hija mayor el papel del hombre, consultándola, dándole poder de decisión, etc. (Luego explico porque esto puede llevar a la homosexualidad o porqué en este caso o en estos casos, estas cualidades llevaron a la homosexualidad.)

*       La niña se desarrolló entre hermanos varones y por ende en un ambiente masculino. Algunas veces esto también se combinaba con un padre que premiaba todas las actitudes masculinas, los deportes y las actitudes rudas, y eso hacía que la niña reprimiera rasgos de su femineidad como la dulzura, el pedir ayuda o hasta el simple llanto a fin de mostrarse fuerte.

Ø    Pares (misma edad y sexo).
Al haber estado identificados con el progenitor del sexo opuesto, cuando entran a la primaria, se les dificulta relacionarse con niños de su mismo sexo. Dada la tan buena relación con el padre del sexo opuesto.
Por ejemplo, los niños varones con la madre, están muy familiarizados con el mundo femenino, o con las relaciones femeninas, por tanto se sienten más seguros entre las compañeras niñas.

Al suceder esto, no se relacionan con sus pares, sino con el sexo opuesto, provocando la imitación de conductas del sexo opuesto: niños afeminados y niñas amachadas.

Sin embargo, los otros niños, en una cruel forma de hacerlos de su grupo, comenzaran a atacarles y etiquetarles como homosexuales, creando más distanciamiento entre los amigos del mismo sexo y fortaleciendo el amaneramiento.

   Ø Abuso sexual o violación.
Las niñas que fueron violadas generan un temor obvio hacia los hombres, satisfaciendo sus necesidades emocionales en la adolescencia con su mejor amiga.
En ocasiones parte de su barrera defensiva contra el sexo opuesto es no vestirse femeninas, incluso descuidar su cuerpo.

En el caso de los niños, el abusador o violador les hizo sentir algo de afecto, y al estar ellos tan necesitados de ese padre que les abrazara, aprendieron a conseguir afecto por esa vía.
Lo anterior, habría provocado una excitación homosexual o una excitación por vía homosexual que los había de confundir. La confusión radicaba en el placer que habían sentido, porque el cuerpo está diseñado para sentir.

Pero con la cultura de “somos lo que sentimos”, comenzaban a asumir que “eran” homosexuales.


En conclusión, quiero destacar que yo no invente nada, ni descubrí nada nuevo, mis colegas de Estados Unidos en NARTH (Asociación Nacional de Terapia Reparativa de la Homosexualidad, en sus siglas en inglés) ya tienen hablando de esto casi 30 años.

Cualquier duda puedes comentar con confianza aquí en el blog o escribirme un inbox en mi páginaEverardo Martínez.

La primera parte de este artículo, puedes encontrarla aquí: Soy homosexual y no quiero serlo.

lunes, 15 de junio de 2015

Pimientos rellenos


6 porciones.
Ingredientes:
6 Chiles pimientos morrones del color que prefieras.
300 grs. De Jamón de tu preferencia (pavo, cerdo o pollo) en rebanadas gruesas y picado en cuadritos.
3 Rebanadas de piña picada en cuadros pequeños.
300 grs. Queso Oaxaca o cualquiera para fundir.
Sal y pimienta.

Procedimiento:
Partir a lo largo los pimientos, quitar semillas y tallo y salpimentar.
En un recipiente, mezclar piña, jamón y cuadritos de queso. Con esto, rellenar los pimientos.
Acomodar los pimientos en un molde o charola engrasado  meter  horno precalentado por 15 o 20 minutos a 200º C.
Puedes acompañar con arroz hervido o un puré de papas.
  

sábado, 13 de junio de 2015

La gente que me gusta.


Me encontré esta hermosa porción literaria de un grande, 
y no quiero que te pierdas la oportunidad de leerlo. 
Disfrútalo y comparte.

Por Mario Benedetti.
"Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad. Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios.
Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de sí, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.
Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme.
La gente que tiene tacto.
Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.
A estos los llamo mis amigos.
Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor.
La gente que nunca deja de ser aniñada.
Me gusta la gente que con su energía, contagia.
Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera.
Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.
Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.
La gente que lucha contra adversidades.
Me gusta la gente que busca soluciones.
Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni cómo lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.
Me gusta la gente que tiene personalidad.
Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.
La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse gente.
Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuido."


viernes, 12 de junio de 2015

Una reflexión sobre la vid y los olivos en la familia en el Salmo 128.3.


 Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa;
Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.
Sal 128.3.

Un día, haciendo mi devocional, me llamó la atención la comparación entre la mamá con la vid y los hijos con plantas de olivo. Así que me puse a investigar el por qué y aquí te dejo lo que encontré.  ;)

El primero en cultivar la vid fue Noé después del diluvio. Se cuenta que cada judío anhelaba tener una vid, era parte de ser sedentario. Se cultivaba en una alambrera o enrejado alrededor de la casa, para proveer sombra durante el caluroso verano.

La planta era podada para eliminar las ramas rotas, débiles o enfermas, para poder producir las mejores y numerosas uvas.

Antes de regalarnos un esposo e hijos, el “Jardinero” (Dios) se da tiempo de quitar o fortalecer las áreas débiles de nuestra vida, todo llega en Su momento perfecto.

Posteriormente, la función asignada es que frutos de nuestro vientre, los hijos, sean la más exquisita uva que dé esa vid. Sabor, consistencia, jugo, tamaño, es transmitirles el amor y la salvación del Señor,  sus preceptos, convertirlos en convicciones personales, para que ellos solos puedan saber que el camino correcto es el mejor, el que marca la Palabra y el Espíritu Santo y puedan ser luz.


Cuando los seres humanos estamos expuestos a altas temperaturas, pueden causarse malestares, como el agotamiento, la visión borrosa e irritabilidad.

Me encanta ver que, esta mujer como si fuera la vid, es la que da la frescura al hogar al venir de un exterior agotado por los rayos ardientes del trabajo, la escuela,  tratar con otras personas con las que tal vez se tuvo algún malentendido, tantas cosas que pueden pasar, que cuando llegamos a casa, desaparecen, pues ahí está la esposa y mamá para escuchar, dar dirección, claridad, paz y apoyo a esas almas tan preciadas para ella.

 Si notas que al marido y a los hijos no les gusta estar en el hogar, hay que prender focos de alerta.

Pasemos ahora al olivo.

Con el paso del tiempo, los israelitas descubrieron que los olivos se crecían muy bien junto a las vides y empezaron a sembrarse así en las casas, y esto era bueno, pues  el aceite se usaba para pagar impuestos.

¡Qué mejor lugar de los pequeños al estar con su mamá!

El olivo comienza a dar frutos a los seis años, pero cuanto más viejo se pone más fructífero es. Se dice que pueden vivir hasta dos mil años.

Checa el grosor de los troncos.
“Los olivos son muy resistentes a enfermedades e incluso al fuego, sus raíces regeneran los árboles, incluso si el terreno ha quedado destruido. “

Según los estudiosos del comportamiento humano, la mayoría de los valores y hábitos que tengamos en nuestra vida, es producto de la enseñanza que se tuvo de los primeros seis o siete años de existencia (igual  al tiempo que los olivos dan sus primeras aceitunas).

Pero también Dios nos dota de misericordia y paciencia a lo largo de la crianza, para que corrijamos cada vez que sea necesario para hacer hijos fuertes en espíritu, sabios y tolerantes a la frustración para que no se rindan al primer error o derrota.

Desde que la paloma le trajo a Noé una hoja de olivo como prueba de que las aguas habían descendido, las ramas de olivo simbolizan “la esperanza de que la paz reemplace todo el mal y que vivamos en un lugar seguro y tranquilo.”

Nuestros hijos son esa esperanza para un mundo mejor, hay que sembrar en ellos actitudes pacificadoras, no contenciosas.



El olivo también simboliza la luz, ya que el aceite que se obtiene de las aceitunas se usaba como combustible para las lámparas e iluminar en la oscuridad.

Finalmente, si hacemos bien la tarea de madres, nuestros descendientes serán luz a sus semejantes.

Así que, un interesante pasaje este Salmo 128.3 para animarnos a encontrar el significado de nuestras responsabilidades en el hogar, y seguirnos maravillando ante sus bellas y profundas comparaciones.



martes, 9 de junio de 2015

"Soy homosexual y no quiero serlo."


Por Everardo Martínez.
Hace aproximadamente quince años,  empezaron a llegar a mi consultorio personas que decían: “Soy homosexual y no quiero serlo”. 
La idea para mí era una verdadera novedad dado que en mi paso por la Facultad de Psicología me enseñaron que la homosexualidad era una preferencia.
Estas personas comenzaron a transformar mi enseñanza adquirida.
Evidentemente no habían elegido la homosexualidad, eso conjugado con lo que me aseveraban, claramente mostraba que si pudieran, elegirían la heterosexualidad.
Ante este panorama, tuve que ir definiendo varias áreas que trataré de explicar a lo largo de este artículo.

Al entrevistar a estas personas, encontré que ellas
descubrieron la atracción homosexual, no la eligieron, no es una preferencia. 

¿Cómo sucedió esto? Entre los 11 y 13 años, en la transición de la educación primaria a la secundaria, ellos experimentaron la normal revolución hormonal que trae el deseo sexual en todo ser humano.


Es en ese momento, cuando la homosexualidad aparece: “Me atrae mucho alguien de mí mismo sexo”. Pero no me decían que esto fuera una cuestión sexual, no estaban atraídos hacia los genitales,  era como una curiosidad exacerbada.
Al profundizar en ese sentimiento, la mayoría decían haber deseado ser abrazados o tocados, pero no sexualmente, solo querían sentir cierta intimidad emocional, como un abrazo largo, como una cercanía afectuosa con estas personas. En la misma medida, existía una admiración a algún rasgo de esas personas.

En ocasiones, nos confundimos al recordar niños afeminados o niñas “amachadas”, como si esto fuera evidencia de homosexualidad. Sin embargo, esto es únicamente fruto de la socialización, los niños imitan el ambiente en el que viven.
Estos niños no tienen atracción homosexual.

La elección de los pacientes era desear “quitarse” la homosexualidad.
Y aquí surge otra pregunta: ¿Eres lo que sientes?
¿Es válido fundar la identidad sobre un sentimiento? ¿De verdad estas personas por tener una atracción hacia su mismo sexo, se convertían en homosexuales? ¿Verdaderamente es homosexual?
¿Un sentimiento puede determinar la identidad de una persona? ¿Poner todo el énfasis en un sentimiento es correcto?
 ¿Y la evidencia física? Entonces, si mi hijo me dice que siente que es perro, o caballo, o araña, o Spiderman ¿eso es..?

Desde la ideología de género hasta nuestros días, todos hemos creído como dogma de fe que somos lo que sentimos.
Todo lo anterior, me hizo meditar seriamente en mi práctica profesional aplicada en este asunto. Reflexioné entonces en la historia de la ciencia tratando de encontrar ejemplos o escenarios en que un sentimiento ha sido tan sobrevaluado y no lo encontré.
De esta manera, al trabajar en terapia con estos pacientes, empecé a encontrar factores en común que  pudieron dar origen a la confusión de pensar que eran homosexuales.
En la próxima entrega, te hablaré de las causas por las que estas personas llegaron a esa confusión en su vida.
Cualquier duda puedes comentar con confianza aquí en el blog o escribirme un inbox en mi página: Fan page de Everardo Martínez.


lunes, 8 de junio de 2015

Ensalada de jícama.



            Aquí te dejo una receta de ensalada crudivegana que puedes acompañar con tu aderezo preferido.
            La cantidad de ingredientes va al gusto.

Ingredientes:
Champiñones rebanados.
Chile pimiento morrón en juliana.
Chícharos.
Cebolla en juliana.
Jícama pelada y rallada.
Pepinos en cuadros grandes.

Procedimiento:
Mezclar todo en un bowl.

           Si quieres ideas de aderezos, ve al siguiente enlace:


jueves, 4 de junio de 2015

Contra la trata de menores.


Cifras realmente escalofriantes, millones de niños
y adultos sufren de trata.
Es tan simple y complicado a la vez, como que si no hubiera
clientes para esto, no existiría el problema.
Motivo de oración para que Dios guarde a las familias y redarguya en estos delincuentes que necesitan de Cristo, oremos por la salvación de todos los que maquinan estas barbaridades.
Por favor checa y comparte.


lunes, 1 de junio de 2015

Huevos con morrón.



             Aquí te va una idea para cocinar con el nutritivo chile pimiento morrón y  puedas incorporarlo a tu dieta en un rico desayuno.

Ingredientes:

½ Chile pimiento morrón en cuadritos.
1 Cuadrito de mantequilla.
 2 Cucharadas de cebolla picada.
2 Huevos.
Sal y pimienta.

Procedimiento:


Poner la mantequilla en una cacerola, derretir, y acitronar cebolla y pimiento. Añadir huevos, salpimentar y cocinar al gusto (revueltos o en omelette).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...